Ciclo biológico

Rhynchophorus ferrugineus es un coleóptero perteneciente a la familia de los curculiónidos. En su desarrollo se diferencian 4 fases: huevo, larva, pupa y adulto. Se pueden encontrar los cuatro estadios diferentes conviviendo al mismo tiempo. Se trata de un insecto con una gran capacidad reproductiva, precisa de 3 a 4 meses para desarrollar todas las fases de su ciclo biológico. Esto significa que se pueden tener como mínimo tres generaciones al año.

Fases del picudo rojo

Adulto: tamaño de 2 a 5 cm de longitud. Se caracteriza por tener la cabeza en forma de pico, donde se encuentran las antenas. El macho se distingue de la hembra por un cepillo de pelos sobre el extremo del pico. Su cuerpo es de color rojo con manchas negras. A lo largo de los élitros destacan unas líneas de color negro. Para desplazarse suelen volar, aunque son bastante torpes en el vuelo. Son buenos trepadores desde el suelo hasta las copas de las palmeras. En sus desplazamientos influye la temperatura externa, el frío invernal limita la expansión de la plaga.

Huevo: es de color blanquecino, tiene forma ovalada y mide de 1 a 2,5 mm. Las hembras realizan la puesta en el tejido blando de la palmera, son colocados de manera independiente o conjunta pero sin entrar en contacto unos con otros. Las hembras pueden realizar puestas de alrededor de 300 a 400 huevos. Esta fase dura de 2 a 4 días.

Larva: de color blanquecino, adquiriendo una tonalidad amarillenta según avanza el ciclo. Es ápoda, alargada, segmentada y con una cabeza endurecida de color rojo-marrón oscuro, provista de unas fuertes mandíbulas cónicas. Alcanza un tamaño de entre 3 a 5 cm. Se alimenta del tejido vegetal interno de la palmera. Es la fase que más daño provoca en la palmera. La fase larvaria dura de 1 a 3 meses.

Pupa: se encuentra rodeada de una envoltura en forma oval hecha de fibras de palmera. Los capullos tienen una longitud de 4 a 6 cm, donde en su interior se encuentra la larva-pupa. Se suelen localizar en la base de la palmas, sueltas o insertas en su interior. Esta fase suele durar de 15 a 30 días.